vinoterapia

  1. Aceites naturales

    Aceites naturales

    Aceite de semilla de uva

    El aceite de semillas de uva es un gran desintoxicador, rejuvenecedor, antiinflamatorio y antibacteriano. Además de esto, el aceite de uva tiene muchas propiedades y beneficios que ayudan a depurar la sangre o a evitar el envejecimiento prematuro de la piel. Existen muchos productos cosméticos como la línea vinoterapia que contienen este ingrediente natural y aportan numerosos beneficios a la piel.

      

    Aceite de Semillas de Tuno

    El Aceite de Semillas de Tuno es uno de los mejores aceites para el cuidado de la piel disponibles en el mercado.Tiene altos niveles de tocoferoles (vitamina E) y ácidos grasos esenciales (ácido linoleico o omega 6). Este aceite contiene más tocoferoles que cualquier otro aceite disponible en la industria de productos para el cuidado de la piel (casi 150% más tocoferol que el aceite de argán). Los tocoferoles contienen antioxidantes y agentes que protegen de los radicales libres.

    El proceso por el cual se saca este aceite es extremadamente largo, ya que se lleva a cabo manualmente. Primero separando la semilla de la fruta, y luego se seca antes de empezar la extracción a presión en frío. Cada semilla contiene solo el 5% de aceite, así que se necesita casi 1/2 tonelada de semilla para producir solo un litro de aceite de semilla de tuna.

    Lee mas »
  2. Aceite de semillas de uva para las arrugas

    Aceite de semillas de uva para las arrugas

    La aparición de arrugas representa el signo más evidente de que estamos envejeciendo. Le pasa a todos los seres humanos en algún momento, pero para muchos, cuanto más tiempo podamos evitarlas, mejor.

    Es importante recordar que la luz solar es la principal causa de envejecimiento de la piel, ya que daña las células de la piel mucho más rápido que el envejecimiento físico normal. Otras causas incluyen el tabaquismo, dieta poco saludable y la genética.

     

    ¿Por qué se arruga la piel con la edad?

    A medida que envejecemos, nuestra piel se vuelve más fina, más seca y menos elástica. Esto significa que la piel es más frágil, puede lesionarse muy fácilmente, y su capacidad para protegerse del daño se reduce.

    La piel también tiende a aflojarse ya que algunos componentes como el colágeno y elastina (que proporcionan firmeza de la piel y elasticidad) disminuyen. Además, nuestras glándulas secretoras de aceite se reducen, lo que deja la piel con menos grasa de la que necesita para mantenerse hidratada. La humedad significa flexibilidad para encoger y estirar.

    Los aceites esenciales pueden ayudar con las arrugas manteniendo la piel hidratada, y de ese modo pueden prevenir algunos de los daños resultantes de la falta de elasticidad.

    Lee mas »
  3. El poder de las semillas de uva

    El poder de las semillas de uva

    En el interior de las uvas, en esas pequeñas y discretas semillas que todos retiramos para no comerlas, y que son tratadas como residuos en los procesos de fabricación del vino y otras bebidas, se esconden propiedades muy valiosas y para muchos desconocidas hasta ahora. El aceite de semillas de uva es un gran desintoxicadorrejuvenecedorantiinflamatorio antibacteriano.

    La ciencia de la medicina moderna ha destacado en la actualidad el valor de muchos alimentos que no se encontraban en la dieta regular de las personas. Muchos alimentos pasan desapercibidos por su sabor, pero cuando se le realizaron estudios demostraron ser alimentos muy completos, tanto en nutrientes como en otras sustancias propicias para la salud. Este es el caso de las semillas de uva o de las pepitas de uva.

    La uva en general siempre ha sido un alimento muy tenido en cuenta por los laboratorios en todas partes del mundo. La uva es una fruta con propiedades excepcionales para la salud, y en muchos fármacos como productos para el cuerpo la fruta de la uva se encuentra como base.

    El hallazgo de las propiedades regenerativas y curativas en las semillas de la uva es un logro de la ciencia moderna y su utilización en la industria ha llevado a la realización de distintos productos que suman cada vez más consumidores en sus filas, en muchos casos por encima de alternativas tradicionales de consumo.

     

    Lee mas »
  4. El comienzo de la Vinoterapia

    El comienzo de la Vinoterapia

    La vinoterapia es un tratamiento alternativo que surge de la fusión de las antiguas tradiciones y el conocimiento de los beneficios terapéuticos del vino. 

    Uno de los pueblos más distinguidos en el desarrollo vitivinícola fueron los griegos, y fue precisamente en la antigua Grecia donde la medicina tuvo un gran desarrollo, adquiriendo un carácter científico y separándose de las prácticas mágicas y supersticiones que hasta entonces le conferían los sacerdotes y otros personajes de semejante carácter. 

     

    Hipócrates contribuyó con gran mérito a transformar la situación. 

    Hipócrates nació en el año 460 a.C., en la isla de Cos, -famosa por sus vinos desde la antigüedad-, donde fundó la escuela médica del mismo nombre. 

    Entre las materias tratadas en sus escritos es importante detenerse en las que guardan relación con la alimentación, forma de vida, trabajo, ejercicios físicos, etc.  De esta fuente sabemos que utilizaba el vino como antiséptico y cicatrizante

     

    Asclepíades manejaba una terapéutica mucho menos agresiva que la de los otros médicos griegos: sus dietas siempre coincidían con los gustos de los pacientes, evitaba purgantes y eméticos, recomendaba reposo y masajes, recetaba vino y música para la fiebre.

    Lee mas »
  5. ¿Qué aporta la uva a tu piel?

    ¿Qué aporta la uva a tu piel?

    ¿Qué es la vinoterapia?

    La vinoterapia fue creada por los franceses Matilde Cathiard y Bertrand Thomas. Juntos fundaron el primer centro de esta terapia en Graves y en Burdeos (Francia), zona famosa por sus vinos.

    Para muchos puede ser sorprendente que una bebida alcohólica tan relacionada con problemas de salud se aplique como terapia o como tratamiento para la belleza de la piel.

    En el caso de la vinoterapia no se bebe el vino, sino que se utilizan otros derivados de la uva, un fruto rico en vitaminas A, B y C; antioxidantes y ácidos orgánicos que nos ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro y a potenciar la belleza.

      

    ¿Cómo funciona?

    La vinoterapia utiliza diferentes derivados de la uva. Funciona debido a que la uva y su fermentación producen en gran cantidad una serie de sustancias naturales beneficiosas para la piel y el organismo en general, como son los polifenoles, procianidoles, antocianosidos y resveratrol.

    Lee mas »