¿Qué aporta la uva a tu piel?

¿Qué es la vinoterapia?

La vinoterapia fue creada por los franceses Matilde Cathiard y Bertrand Thomas. Juntos fundaron el primer centro de esta terapia en Graves y en Burdeos (Francia), zona famosa por sus vinos.

Para muchos puede ser sorprendente que una bebida alcohólica tan relacionada con problemas de salud se aplique como terapia o como tratamiento para la belleza de la piel.

En el caso de la vinoterapia no se bebe el vino, sino que se utilizan otros derivados de la uva, un fruto rico en vitaminas A, B y C; antioxidantes y ácidos orgánicos que nos ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro y a potenciar la belleza.

  

¿Cómo funciona?

La vinoterapia utiliza diferentes derivados de la uva. Funciona debido a que la uva y su fermentación producen en gran cantidad una serie de sustancias naturales beneficiosas para la piel y el organismo en general, como son los polifenoles, procianidoles, antocianosidos y resveratrol.

Estos componentes proporcionan al vino cualidades antioxidantes, que facilitan la regeneración celular, limpian la piel de las células muertas, eliminan toxinas de la dermis y estimulan la circulación mejorando la oxigenación y nutrición de la epidermis.

 

Las principales ventajas de la vinoterapia son:

 

- Mejora y aporta suavidad a la piel.

- Activa la circulación gracias a las semillas y al aceite de uva.

- Elimina las células muertas hidratando la epidermis.

- Hidrata profundamente la piel otorgando luminosidad y energía y fortaleciendo las fibras de sostén de la epidermis manteniendo su elasticidad y firmeza.

- Gracias a su gran cantidad de polifenoles, con la vinoterapia se puede luchar contra los radicales libres, responsables del envejecimiento celular prematuro y de la aparición de arrugas.

- Mejora la circulación periférica de la epidermis favoreciendo la descongestión de las piernas cansadas y las varices.

- Contrarresta los efectos negativos del envejecimiento celular gracias al poder antioxidante de los flavonoides, rejuveneciendo y aportando energía a la piel.

- Los masajes vinoterapia tienen un poder relajante que libera tensiones musculares, al tiempo que otorga una agradable sensación de bienestar.

- El vino posee vitaminas B1 y B2 y su aplicación tópica nutre la piel viéndose más sana, renovada, fresca y lustrosa.

 

Los aceites como el aceite reafirmante y otros tratamientos elaborados a partir de las uvas y de sus pepitas como las cremas faciales de noche y día, así como la hidra anti-aging de Vinoterapia tienen la propiedad de nutrir y fortalecer la epidermis. Por ello, la vinoterapia está especialmente indicadas para personas mayores que tienen pieles envejecidas, apagadas y que necesitan un tratamiento anti-aging y reafirmante.