El Karité y sus beneficios

El karité es un producto natural que nace del Butyrospermum parkii, un árbol de la sabana que crece en el centro y el oeste de África, en países como Nigeria, Senegal o Burkina Faso. 

Los frutos que produce este árbol parecen nueces y en su interior se esconden almendras blancas y naturalmente grasas. Cuando estas almendras se manipulan se convierten en una masa amarillenta: la manteca de karité. Cada año, un árbol produce una media de veinte kilos de masa.

 

Propiedades

Contiene antioxidantes como los tocoferoles (vitamina E) y catequinas (que también se encuentran en el té verde).  Se han detectado otros compuestos específicos como alcoholes triterpénicos, cuya propiedad es de reducir la inflamación; ésteres de ácidos cinámicos, que tienen una capacidad limitada de absorber radiación ultravioleta (UV), y lupeol, que impide los efectos del envejecimiento de la piel inhibiendo enzimas que degradan las proteínas de la piel. La manteca de karité también protege la piel estimulando la producción de proteínas estructurales por células dérmicas especializadas.

Se conoce sobre todo a esta grasa por sus propiedades hidratantes por lo que es utilizada en la composición de numerosos preparados de la industria cosmética como la Crema Bio-Hidratante, que además de Karité contiene todas las propiedades del Aloe vera.

 

Lee mas »