Aloe vera, una planta saludable

Todos hemos oído decir que el Aloe vera es una planta saludable, pero... ¿conocemos realmente por qué?, ¿Cuáles son sus efectos en nuestro organismo?, si quieres saberlo, sigue leyendo.

 

El Aloe vera contiene una gran variedad de elementos que pueden ser usados por nuestro cuerpo para cumplir misiones metabólicas.

El gel puro de Aloe vera contiene vitamina A, C y E y minerales como el azufre, calcio, magnesio, zinc, selenio y cromo. Además, es una planta alta en antioxidantes, enzimas, fibra esteroles, ligninas y polisacáridos.

Gracias a esta gran variedad de nutrientes, se pueden obtener muchos beneficios para nuestra salud.

 

Para conocer qué efecto causa el Aloe vera en los diferentes órganos y sistemas del cuerpo, nos hemos basado en varios estudios realizados por el Dr. Ricardo Gampel para la Universidad de Madrid.

 

MUCOSA GASTRODUODENAL. El Aloe vera tiene un efecto protector ante lesiones de la mucosa gástrica, ayuda a prevenir la aparición de úlceras además de inhibir el crecimiento de la bacteria pylori. Esta planta podría también ser útil en enfermedades inflamatorias intestinales como la de Crohn o la colitis ulcerosa.

SISTEMA ENDOCRINO. El Aloe vera, gracias al  glucomanano (un polisacárido soluble) y administrado por vía oral es capaz de reducir los niveles de glucosa en sangre.

SISTEMA INMUNE. El Aloe vera cumple una función inmunomoduladora y antimicrobiana frente a un amplio número de microorganismos y bloquea la reproducción del VIH.

Esta planta es también efectivo en la prevención de estados de inmunosupresión causados por radiación ultravioleta y ayuda a prevenir infecciones víricas respiratorias como la gripe, resfriado o laringitis.

El Aloe vera tienen propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladoras, lo que facilita la curación de heridas y combate la artritis.

Según el Dr. Gampel el Aloe vera presenta propiedades anticancerígenas y antitumorales, capaz de reducir el crecimiento del tumor o producir regresión del mismo. Gracias a la actividad antitumoral, junto a las propiedades inmunoestimulantes y protectoras de las lesiones inducidas por radiación, determinan la posible aplicación del Aloe vera en la prevención de melanomas y cánceres de piel.

 

PIEL Y MUCOSA. El Aloe vera tiene propiedades cicatrizantes y regenerativas. Puede usarse de forma interna o externa, facilitando la curación de heridas, quemaduras y otras lesiones epidérmicas.

PSORIASIS. La penetración de los polisacáridos del gel de Aloe vera a través de la piel favorece su hidratación, ocluye la dermis e inhibe la formación de las placas psoriásicas, de modo que puede reducirse de manera significativa la duración de los brotes.

Además, el Aloe incrementa el contenido de colágeno soluble e inhibe los enzimas responsables de la formación y acumulación de melanina en la piel, lo que significa que previene la aparición de manchas o la hiperpigmentación. 

INFLAMACIÓN MUCOSA GASTRO-INTESTINAL. En situaciones donde la curación de heridas se ve afectada y retardada, por ejemplo, diabetes, el Aloe es especialmente eficaz, pues disminuye el tiempo de curación de las lesiones, y mejora el flujo sanguíneo.

 

En definitiva, por vía oral el Jugo puro de Aloe vera es un gran regulador, depurativo y tonificante de los órganos. Gracias a sus propiedades cicatrizantes es recomendado para problemas de úlceras o irritaciones, inflamaciones o infecciones gastrointestinales o para aumentar las defensas en caso de infección respiratoria o urinaria.

Ayuda a regular y depurar el organismo y a controlar los niveles de colesterol, glucosa y ácido úrico, así como la tensión arterial, la circulación venosa y el metabolismo general, por lo que puede ser útil como complemento en dietas de control de peso.

Aplicado externamente con egel puro o gel puro eco tiene una función desinfectante y antiinflamatoria, favorece la cicatrización y regeneración de la piel y alivia y cura heridas, llagas, eccemas, psoriasis, quemaduras, dolores musculares o articulares, acné, manchas en la piel, etc.

 

Fuente:

R Gampel - Propiedades y utilidad del Aloe vera  - 2002