Cómo combatir la caspa con Aloe vera

El Aloe vera, contiene múltiples propiedades medicinales, lo que la ha caracterizado como una de las plantas más versátiles usadas no solo para curar determinadas enfermedades, sino también se ha convertido en la mejor aliada para los tratamientos de belleza de la piel y del pelo.

Algunos de los beneficios que el Aloe vera ofrece para el cabello son:

Puede evitar los problemas de alopecia ya que sus minerales se encargan de rejuvenecer los folículos capilares.

Gracias a los diversos minerales y vitaminas que contiene funciona como un excelente aliado para humectar el cuero cabelludo, combate la resequedad, genera brillo y fortalece el cabello en general, ya que penetra dentro de las hebras del cabello. 

Ayuda al crecimiento del cabello en cuanto contiene una enzima encargada de impulsar el crecimiento sano del cabello, ya que activa la circulación adecuada en el cuero cabelludo.

 Además, se encarga de limpiar y nivelar el pH en el cuero cabelludo.

 

El Aloe vera es uno de los tratamientos más efectivo para combatir la caspa.

¿Que es la caspa?

La caspa se produce cuando la capa epidérmica del cuero cabelludo es reemplazada con la nueva capa. Las células muertas aparecen como copos blancos y se adhieren al cabello, la piel y caen en los hombros.

Hay gran variedad de productos en el mercado de que prometen curar la caspa. Pero en lugar de productos químicos anti-caspa, este problema se puede curar con un tratamiento natural. El Aloe vera y sus extractos han demostrado ser eficaces para tratar la caspa de forma segura y eficaz.

 

¿Por qué tenemos caspa?

La caspa es una infección micótica del cuero cabelludo causada por levaduras Malassezia. Nuestro cuero cabelludo produce una sustancia aceitosa llamada sebo. Cuando la levadura se metaboliza con el sebo, se produce ácido oleico lo que irrita el cuero cabelludo y causa descamación de la capa epidérmica que aparece como caspa.

 

¿Por qué el Aloe vera para la caspa?

 - Es antibacteriano y antifúngico, por lo que actuará directamente sobre el origen del problema de la caspa, la propiedad anti-hongos del gel de Aloe vera mata al hongo que causa la caspa y minimiza la descamación de las células del cuero cabelludo.

 - Limpia en profundidad el cuero cabelludo, elimina todos los residuos acumulados en los poros de este y equilibra su nivel de pH. 

 - Actúa como un humectante natural, evita el agotamiento de cuero cabelludo.

 - Al ser hidratante, permite nutrir los folículos pilosos actuando como un buen reparador del cabello dañado.

 - Posee propiedades analgésicas y antiinflamatorias, las cuales ayudan a frenar la picazón que puede producir la caspa en el cuero cabelludo. Los picores continuos agravan el problema, ya que el rascado estimula la producción de las glándulas sebáceas y favorece la aparición de heridas que pueden llegar a infectarse.Su propiedad antiinflamatoria reduce la inflamación y el del cuero cabelludo y ofrece una sensación de frescura excelente.

 

¿Cómo usar Aloe vera para eliminar la caspa?

Se trata de un proceso muy sencillo:

Realiza un masaje por todo el cuero cabelludo con el Gel Puro o Gel Puro Eco, déjalo reposar una media hora para aprovechar todas sus virtudes. Después de esto, tendrás que lavar el pelo con el Champú de Aloe vera. Puedes repetir el tratamiento durante varios días y observar los resultados, en el caso de que al cabo de una semana no notes mejoría, lo conveniente es que te pongas en manos de un dermatólogo.

 

Aceite de Argán contra la caspa 

El aceite de Argán es rico en vitamina E, proteínas, fenoles y tiene altos niveles de ácidos grasos importantes, como el ácido oleico y el ácido linoleico.

Además, es increíblemente hidratante, tiene la capacidad de restaurar el cabello opaco dañado y dejar el cabello con un brillo saludable.

 

¿Como usar el aceite de Argán contra la caspa?

 Siempre debes aplicar el Aceite de Argán después de lavarte el cabello y secarlo con una toalla.

Con el cabello apenas húmedo, coloca dos o tres gotas de aceite en las palmas de tus manos y frótalas.

Las moléculas de agua todavía presentes en tus cabellos, ayudarán a distribuir el aceite de manera uniforme a lo largo de los cabellos.

Comienza a masajear suavemente tus cabellos, comenzando por los extremos y avanzando hacia las raíces.

Este método permite que el aceite humecte el cabello y el cuero cabelludo, mejor que si lo aplicaras sobre el cabello completamente seco.

Si te preocupa que el aceite de argán pueda ser grasoso para tu cabello, no hay necesidad de alarmarse.

El aceite de argán es un tipo de aceite a los que se los que se llama “aceites secos” y se absorbe instantáneamente en el cabello, creando un brillo radiante sin residuos oleosos.

Sin Embargo utiliza cantidades muy pequeñas.

En este caso podemos afirmar que menos es más.

Solo tres o cuatro gotas son suficientes.

Siempre ten en cuenta que las cantidades pueden variar de acuerdo con la longitud y la densidad de tu cabello.

El mejor consejo es siempre experimentar y ver qué cantidad de gotas de aceite funciona mejor para tu cabello.