Aloe vera para el Acné

¿Qué es el Acné y por qué aparece?

El acné es una condición cutánea que se caracteriza por la aparición de pequeños granos o comedones. Estos suelen estar formados por sebo, células muertas y otros desechos.

Suele producirse por un desequilibrio en la actividad de las glándulas sebáceas, las cuales están conectadas con los folículos pilosos que se encuentran debajo de la piel.

Aparecen a menudo en el rostro y la espalda, aunque también pueden originarse en el cuello, los brazos y otras áreas del cuerpo.

Muy rara vez ocasionan dolor, aunque a veces el poro se infecta y se genera un problema de mayor cuidado.

Su causa exacta no está determinada, pero una de las causas principales son los cambios hormonales debidos al desarrollo sexual.

 

Aunque no representa un problema de salud grave, puede manifestarse de forma crónica, dejando algunas cicatrices y afectando la estética.

 

¿Por qué el Aloe vera?

El Aloe vera ha sido estudiado con resultados favorables como un aliado para combatir el acné.

El gel de Aloe vera tiene propiedades astringentes y antibacterianas gracias a las saponinas que actúan de manera eficaz contra el enrojecimiento y las infecciones. A largo plazo, conseguimos que no empeoren los síntomas y que no aumenten el número de granos o espinillas.

 

Sus activos hidratantes penetran con facilidad en los poros y facilitan la eliminación de células muertas, impurezas y sebo.

El Aloe vera es calmante, lo que nos permite aliviar el picor de la zona afectada y evita que nos rasquemos e infectemos aún más las espinillas.

Gracias a su propiedad astringente el Aloe vera es excelente para mantener una correcta higiene en la zona afectada y controlar la producción de grasa que provoca el acné.

 

Ayuda a reducir las cicatrices causadas por el acné o las espinillas promoviendo la regeneración de la piel con propiedades que estimulan el desarrollo de células y su restauración.

 

Ayuda a tratar la hiperpigmentación post-inflamatoria y esto se refiere a esas marcas oscuras que quedan después de que las espinillas se han curado ya que la aloína es un agente despigmentante, por lo que ayuda a aclarar las zonas oscuras en la piel.

También es uno de los mejores ingredientes para regular el pH natural de la piel y favorecer el equilibrio de las glándulas sebáceas.

Además, su aplicación regular previene la aparición de arrugas prematuras, alergias y otros trastornos que afectan la belleza cutánea.

 

¿Cómo evitar la aparición de Acné?

Existen varios factores en los que prestar especial atención para evitar la aparición del acné, cómo es llevar una dieta adecuada evitando la ingesta de dulces o de bebidas azucaradas, el uso de maquillajes o la luz solar directa,

Hay que tener un cuidado especial también a otros factores que podrían provocar un mayor desarrollo de grasa y por tanto favorecer la aparición del acné:

   - Una limpieza excesiva de la piel puede causar su irritación, y en algunas ocasiones, al quitar su capa protectora de tanto lavarla, la producción de grasa se disparará como método de defensa ante los agentes externos.

   - Provocar demasiado sudor, o estar cerca de alimentos grasos cuando se cocinan, provoca que los poros se obstruyan y el acné empeore.

   - Si usas cremas o algún producto para la piel, evita aquellos que sean no acnegénicos o no comedogénicos, es decir, que taponen los poros.

   - Evitar ropa ajustada en zonas que presenten acné para evitar su roce y posible infección.

 

Tratamiento Paso a paso.

1. Para tratar el acné y las espinillas, el primer paso es limpiar la piel con un limpiador suave (el Jaboncillo de Aloe vera es perfecto!) 

2. Después aplicar en las zonas afectadas el Gel Puro o Gel Puro Eco para dejar que actúe toda la noche. La diferencia entre estos dos productos está en sus conservantes.

3. Por la mañana, lava tu rostro y repite el proceso todos los días.

 

Otro remedio para ayudar a disminuir la inflamación de la piel ocasionada por el acné es hacer cubitos de hielo con Jugo Puro de Aloe vera, estos cubitos refrescantes son un bálsamo de hidratación que permitirá disipar los enrojecimientos, la hinchazón y los poros abiertos.

 

¿Qué hacer si estos remedios naturales no funcionan?

Cuando el acné se vuelve agresivo, y los remedios naturales no ayudan a su desaparición, es necesario acudir a un médico especializado que ofrezca una atención y cuidado personalizado centrándose en los motivos causantes del acné, que pueden variar en cada persona.

 

Fuentes:

- Medicinal and Cosmetological Importance of Aloe vera

M. Imran Qadir

International Journal of Natural Therapy 2009

- Aloe vera: A short review

Amar Surjushe, Resham Vasani, and D G Saple

Indian Journal of Dermatology. 2008

- The effect of Aloe vera gel on the anti-acne properties of the essential oil of Ocimum gratissimum Linn leaf – a preliminary clinical investigation

L.O Orafidiya, E.O Agbani, A.O Oyedele, O.O Babalola, O Onayemi F.FAiyeduna

International Journal of Aromatherapy. 2004